jueves, 16 de agosto de 2012

EXPEDIENTE DE REGULACIÓN DE EMPLEO EN BANCO CAM:2231 DESPIDOS

NO PODEMOS APRETARNOS EL CINTURÓN Y BAJARNOS LOS PANTALONES A LA VEZ

 

Pese al esfuerzo realizado por nuestra plantilla: homologando nuestras condiciones laborales a las del B. Sabadell y congelando nuestros salarios, prácticamente, durante toda nuestra vida laboral, la dirección del banco sigue en el camino de destruir 2231 empleos en el Grupo. No aceptando en las reuniones mantenidas el pasado julio en Barcelona ninguna de las propuestas sindicales alternativas a la extinción de contratos comunicada: reducciones temporales de jornada, suspensiones temporales de contratos, excedencias.

 

La destrucción de empleo comunicada viene avalada por todos los organismo oficiales posibles: Comunidad Europea, Gobierno español, Banco de España, patronal de banca y dirección de la empresa, demostrando su complicidad y sus únicos intereses: reconversión del sector, destrucción de empleo en nuestra empresa para subcontratarlo y deslocalizarlo con la única intención de mantener descomunales beneficios para las élites en el poder económico y político,…; parece increíble que ante la grave situación de desempleo que vive el estado español, todas estas instituciones nacionales y comunitarias colaboren en agravarla aún más .

 

Mientras que quien amenaza nuestros intereses como trabajadores y trabajadoras del grupo b. Sabadell se presenta como grupo homogéneo, observamos una disparidad de criterios, entre sindicatos y plantilla, que, en nuestra opinión, resulta muy negativa para conseguir nuestros objetivos: mantenimiento de puestos de trabajo y condiciones laborales. Los sindicatos se sienten impotentes para evitar los despidos. Los trabajadores y trabajadoras solo esperan que les toque (mayores de 55 años) y poder prejubilarse en buenas condiciones o que no les toque (menores de 55 años) y poder mantener el empleo, a ser posible, cerca del lugar donde residen, manteniéndose entre ambas partes (que sólo son una)una desconfianza que beneficia aún más los intereses empresariales.

 

Para poder salir airosos del atolladero donde nos encontramos, es muy importante que aparquemos los intereses individualistas y miremos por los colectivos. Esto significa que no podemos aceptar un ERE que va a destruir 2231 puestos de trabajo (le toque a quien le toque, se salve quien se salve) porque no hay causa que lo sustente: todo el mundo sabe que las pérdidas se provocan con ingeniería contable de altos vuelos, todo el mundo sabe que en nuestra empresa se producen innumerables prolongaciones de nuestra jornada laboral sin remunerar, que la plantilla actual es insuficiente para dar respuesta a la carga de trabajo que soportamos,…, y que debemosluchar colectivamente contra la irracional medida de destruir empleo para abaratar costes e incrementar beneficios.

 

 

CGT MANIFIESTA SU DISPOSICIÓN A ENFRENTARSE AL ERE QUE NOS AMENAZA, PARA LO QUE CONSIDERAMOS NECESARIO LA UNIDAD SINDICAL Y EL APOYO MAYORITARIO DE LOS Y LAS TRABAJADORAS DEL GRUPO B. SABADELL..

 

SI LUCHAS PUEDES GANAR, SI NO LUCHAS YA HAS PERDIDO.

No hay comentarios: