jueves, 29 de septiembre de 2011

ERE, no gracias

Asiento con perplejidad cuando oigo salir de la boca de algún delegado
sindical que el ERE no es tan malo, que podía haber sido peor, que
mucha gente se esta yendo tan feliz,... alucinante.

ERE, o lo que es lo mismo (pero ya no suena tan fino) Expediente de
Regulación de Empleo, es sin lugar a duda el gran ataque hacia los
trabajadores.

- ¿que no es tan malo y podía haber sido mucho peor? Se lo preguntamos
a quienes tienen que abandonar su provincia y desplazarse a cientos de
kilómetros de sus casas. O se lo preguntamos a quienes han tenido que
abandonar su empleo "voluntariamente" porque no han podido
trasladarse. A no, que ellos en las próximas elecciones no votaran y
para el marketing sindical son como si no existiesen

- ¿Que mucha gente se esta yendo tan feliz?, Pues mira, las mal
llamadas prejubilaciones, que son en realidad desvinculaciones de la
empresa, en las que una vez mas se ha retrocedido en sus condiciones.
Económica y socialmente (antes estos compañeros no se les despedía y
sumaban la de por si enorme lista de parados, antes su retribución era
mejor, antes seguían teniendo al derecho a los beneficios sociales,
etc...). Por no decir la destrucción en la calidad del empleo que
acaban terminando estas salidas del personal mas antiguo de las
empresas.

Ah! que se refieren a los que han pasado de un lujoso despacho a
"prejubilarse" en su yate? Entonces si, si que se van contentos. Es lo
que tiene aceptar favores (liberaciones, etc...), que hay q pagarlos.
Y así podríamos seguir en un interminable listado de EXCUSAS de porque firmaron.

Por supuesto que CGT nunca firmaremos un ERE (y orgulloso estamos
desde la sección de Madrid de ello). Por que un ERE (y mas en este
caso), significa el abandono al trabajador, significa asumir que la
responsabilidad de la situación actual es de los trabajadores (cuando
es todo lo contrario), significa dejar que te corten un brazo y encima
dar las gracias.

Esta crisis no la hemos traído los trabajadores, no seremos nosotros
ni nosotras quienes la paguemos.

No puede ser que a unos les ofrezcan "voluntariamente" su salida de la
empresa, y los realmente culpables de la situación de nuestra CAJA se
vayan de rositas y con los bolsillos llenos.

CGT dice no. Dice no al ERE, dice no a los traslados "voluntarios",
dice no a abandonar nuestra Caja ¿Y tu? Hazselo saber. No en tu nombre

No hay comentarios: