lunes, 31 de enero de 2011

CatalunyaCaixa prepara bonos para su cúpula tras cobrar mil millones públicos

La caja catalana, que acaba de pedir otros mil millones al FROB, quiere recortar el salario a su plantilla
 
La caja catalana, que acaba de pedir otros mil millones al FROB, quiere recortar el salario a su plantilla
Pero lo que realmente ha sublevado a los empleados de esta caja es la «escandalosa» retribución variable —bonos— que los directivos cobran en función del cumplimiento de los objetivos anuales. Estos bonos suelen ser abonados a lo largo de primer trimestre del año y, por tanto, todavía no se han pagado.
 
Porque, según ha podido saber ABC de fuentes sindicales, estas generosas retribuciones equivalen como mínimo al sueldo anual que cobra el director de CatalunyaCaixa, Adolf Todó, que asciende a 800.000 euros al año. Esta anualidad es el resultado del aumento del sueldo de un 14% que el consejo de administración aprobó a principios de 2010, con lo que pasó de 600.000 euros a 800.000 euros, lo que ya provocó en su día una fuerte polémica entre los trabajadores. Todó tiene un blindaje de cinco años de sueldo si abandona la entidad, es decir, cuatro millones de euros

1 comentario:

Anónimo dijo...

Todó lo quiere TODO y la entidad le importa un carajo.