martes, 24 de agosto de 2010

NO ES MENTIRA, AHORA SE DICE PATRAÑA

Estamos asistiendo a una moda en la que por parte de los sindicatos mayoritarios en el sector, que no en sus empresas,  tratan de dulcificar las medidas que se vienen aplicando en aquellas Cajas de Ahorro en las que ellos han logrado imponer su mayoría, utilizando vocablos  que demuestran la riqueza de la lengua española.

Es inaudito como al DESPIDO,  en los acuerdos que firman ellos lo llaman DESVINCULACION (romper el vínculo, diccionario de la RAE) o PREJUBILACIÓN, no se avergüenzan de fomentar la movilidad geográfica, escudándose en la voluntariedad, (de nuevo pretenden falsear la voluntariedad con traslados forzosos).

Parecen sentirse orgullosos de ser cómplices de la desaparición de las Cajas de Ahorro, facilitando con su firma la presentación de Expedientes de Regulación de Empleo (ERE),  todo ello en connivencia con la patronal de Ahorro donde caminan de la mano y en un alarde de pseudo responsabilidad pretenden trasladar  a las plantillas la mala gestión  de las Direcciones de las Cajas, los verdaderos culpables de la situación en la que nos vemos inmersos

Está claro que las y los dirigentes de estos sindicatos tienen habilidad para hacer uso del diccionario, haciendo un derroche de imaginación para no llamar a las cosas por su nombre.

En CGT también consultamos el diccionario y a las PATRAÑAS, las llamamos por su nombre: MENTIRAS, sin buscarles sinónimos.

ES EL MOMENTO DE APOYAR A LOS SINDICATOS QUE DEFIENDEN TUS DERECHOS Y DAR LA ESPALDA, A QUIENES CONTINUAMENTE TRAICIONAN LOS INTERESES DE LOS Y LAS TRABAJADORAS DE LA CAM Y EL RESTO DE CAJAS DE NUESTRO SECTOR.

No vamos a permitir que nuestro futuro laboral, lo decidan personal ajeno a nuestra empresa. La naturaleza jurídica de la CAM se mantiene y sus representantes sindicales son los y la elegidos por su plantilla en las elecciones de 2006, y esto no cambiará por mucho que les interese a ccoo/ugt/csica.

1 comentario:

Juan dijo...

Vais por buen camino, seguir asi y demostrar el verdadero sindicalismo