martes, 20 de julio de 2010

EL PRINCIPIO DEL FIN DE LAS CAJAS

El pasado 9 de Julio, el consejo de ministros aprobó el decreto ley por el que se modifica el régimen jurídico de las Cajas de Ahorro. Algunos puntos de esta ley son:

se regula de manera específica el SIP conformado por Cajas de ahorro. Su entidad central tendrá la naturaleza de sociedad anónima y estará participada por las Cajas integrantes en al menos un 50 por 100.

  • Incorporación de derechos políticos de los cuota-partícipes en el gobierno de la Caja proporcional al porcentaje de su participación en el patrimonio (similares a las acciones en las sociedades anónimas).

Las cajas podrán:

  • Mantener su condición de Cajas de Ahorro, como hasta ahora, con el nuevo régimen de cuotas participativas y adaptando sus estatutos a las modificaciones en el gobierno corporativo.
  • Integrarse en un Sistema Institucional de Protección (SIP).
  • Ceder todo su negocio financiero a un banco. La obra social y la cartera industrial permanecen en la Caja.
  • Transformarse en fundación cediendo todo su negocio como entidad de crédito a un banco en el que participa. Hay dos vías para dejar de ser caja y pasar a ser fundación: la primera, cuando la caja venda en Bolsa más del 50% de las acciones del banco filial. La segunda, cuando las cajas agrupadas en un SIP o fusión fría, vendan más del 50% de las acciones del banco en el que se han agrupado. En este caso, todas las cajas pasarán a ser fundaciones.

En definitiva, asistimos al momento en el que la PRIVATIZACIÓN DE LAS CAJAS DE AHORRO ya es un hecho. (Con mucho menos del 50% de participación se dirigen la mayoría de empresas).

Desde que empezó la crisis, CGT ha estado denunciando que toda la presión ejercida desde el Banco de España al sector de Cajas iba encaminada a este fin. Hemos hecho concentraciones, manifestaciones, pancartas, circulares, notas de prensa y llamamientos a la sociedad para hacerlas partícipes de este atropello. Se nos tachó en su día de alarmistas, sobre todo cuando nos opusimos frontalmente a la emisión de cuotas participativas en la CAM, en la que ya anunciábamos la dirección suicida que estaban tomando los acontecimientos.

Hoy, el tiempo nos ha dado desgraciadamente la razón.

¿Y cuál está siendo la respuesta de las grandes centrales sindicales del sector en todo este tiempo?

Ninguna. Están asistiendo atónitos, cómplices y sin capacidad de reacción a otra vuelta de tuerca del capitalismo salvaje, que no puede concebir la existencia de lo público. Recordamos que ha sido el sector privado con sus “gestores” los que nos han abocado a esta crisis mundial.

Desde CGT animamos a tod@s l@s trabajador@s y a toda la sociedad a que tomen conciencia y reaccionen ante los graves retrocesos económicos y sociales que estamos padeciendo “justificados” por una crisis que no hemos provocado nosotr@s.

¡NO A LA PRIVATIZACIÓN DE LAS CAJAS !

¡ A LA CALLE QUE YA ES HORA !

No hay comentarios: